Pasadizos, de Vicente Luis Mora

logo-quimera

El yo moderno

Pasadizos
Vicente Luis Mora
Páginas de Espuma, 2008
226 pags

La popularidad de un pensador suele ir inextricablemente ligada al triunfo de una sola de sus ideas, que al cabo resume los libros o temas que le dotaron de autoridad ante un público siempre ávido de especialistas. En el caso de Vicente Luis Mora (Córdoba, España, 1970), desde la publicación de su ensayo de 2006 Pangea. Internet, blogs y comunicación en un mundo nuevo, se observa una creciente asimilación de la identidad del escritor con la cosmovisión tecnológica y rizomática del mundo que inauguró en el citado libro y luego ha ido ampliando en diversos foros y conferencias, y cuyas consecuencias estéticas posteriormente exploró en su novela Circular 07, las afueras y en el ensayo La luz nueva. Singularidades de la narrativa española actual, este último en lo que se refiere a la narrativa contemporánea en español.

Ante estas expectativas, parece natural que Mora abra Pasadizos aclarando que su nuevo ensayo pertenece a su “yo moderno”, y que refleja un trabajo con la tradición cultural anterior a esas otras teorías que hoy nos parecen inherentes a su personalidad. Por eso el lector no debería buscar en él una continuación de su pensamiento sino un precedente; si bien lo pangeico trata de capturar las esencias de este comienzo del siglo XXI, Pasadizos entronca con una tradición humanística que remite claramente a la concepción epistemológica más propia del XX.

Desde el punto de vista temático, Pasadizos lo forman una serie de ensayos de muy diversa índole y época de composición, cuya afinidad se sustenta en la búsqueda común de una poética del espacio, ganada a través del esbozo de relaciones entre literatura y otras disciplinas artísticas tradicionales. Dentro de dicha búsqueda de relaciones en torno al espacio se articula una secuencia de textos sobre artistas aparentemente alejados como Chillida, Mallarmé o Banksy, retomando además mitemas y tradiciones donde ya es clásica la discursividad entre arte y textualidad (p.ej. la torre de Babel). En especial, se presta atención a la arquitectura, a la que Mora dedica un abecedario literario, y cuyo espíritu impregna el trasfondo global de la obra al igual que sucediera en su ficción Circular 07. Aunque también se abordan otros asuntos como la espacialidad de Internet, en lo referente al contenido Pasadizos sigue moviéndose dentro de lo que Umberto Eco denominó la cultura high brow, propia de las humanidades tradicionales, con escasas referencias de otros sistemas culturales de menor tradición institucional, entroncando con debates alimentados por figuras como Steiner, Octavio Paz, y demás popes del pensamiento contemporáneo.

Como Pasadizos implementa textos de diversas edades de la vida literaria de Vicente Luis Mora, hay en el libro momentos muy dispares. En algunos fragmentos el estilo tiende a un academicismo que demanda del lector un interés tan minucioso como minucioso es el análisis llevado a cabo, llegando a veces a cotas de erudición que pueden despistar a algunos de los jóvenes seguidores, más acostumbrados a la claridad con que en La luz nueva o su blog diario de lecturas Vicente Luis Mora ha tratado asuntos de la misma complejidad intelectual. En otros momentos, Mora da rienda suelta a su sensibilidad y se toma libertades creativas difícilmente asumibles desde el academicismo pero mucho más eficaces desde un punto de vista literario o artístico. Es el caso del citado “abecedario incompleto sobre arquitectura y literatura”, ensayo final que constituye toda una invitación a leer la arquitectura, y donde una vez más se evidencia el ambicioso proyecto de formación personal en que se halla embarcado el autor, cuya visión integradora siempre nos libera, aunque sea temporalmente, del aislamiento disciplinar que tan a menudo constriñe la cultura.

.

* Este artículo ha sido originalmente publicado en la Revista Quimera. Por favor, en caso de cita, remítase a Revista Quimera. Noviembre, 2008.

Esta entrada fue publicada el 03/12/2008 a las 9:13 am. Se guardó como Crítica, Quimera y etiquetado como , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: