Guerra y Lenguaje, de Adan Kovacsics

A través de los otroslogo-quimera

GUERRA Y LENGUAJE

Adan Kovacsics

Acantilado. Barcelona, 2007. 157 pags.

Eve Kovacsics pertenece a esa casta de seres indispensables en el mundo de las letras sin los cuales el clima actual de disolución de las fronteras literarias nacionales no hubiera sido posible. A su amplia trayectoria como traductor del húngaro y el alemán, premiada en diversas ocasiones por organismos estatales de Austria, España y Hungría, hay que sumar un importante número de publicaciones en medios españoles que ha servido para divulgar una tradición literaria a menudo desapercibida por el público lector de nuestro país.

Con tan buen conocimiento, no es de extrañar que Kovacsics recurra a autores austriacos como Ritz Mauthner, Ernst Mach, Hugo Von Hofmannsthal y Karl Krauss para argumentar en torno a las relaciones entre la guerra y la palabra, un monumental tema que en la práctica del libro se limita al contexto centroeuropeo de la I Guerra Mundial. Kovascsics pone a funcionar una basta producción literaria para extraer claves y resonancias con una profundidad que salva al texto de devenir en mera compilación comparatista. Así nos habla de la “brigada de demolición del lenguaje”, refiriéndose a los citados escritores y otros tantos que detectaron el discurso que abrió las puertas a la Gran Guerra, y da cuenta de corrientes de pensamiento basadas en la crítica y la desconfianza respecto al lenguaje, con los avatares de la política europea como telón de fondo. Kovascsics sabe hacer hablar a Walter Benjamin, Krauss, Musil o Celán para trasladarnos el clima ideológico previo a la contienda, y también nos hace comprender sus silencios, a menudo más significativos. Al otro lado del espectro, detalla la labor propagandística de secciones militares de escritores encargadas de componer relatos patrióticos de los combates y guías turísticas donde se detallaba las localizaciones de las batallas para turistas del futuro. El conjunto nos otorga la sensación de haber comprendido un importante aspecto de aquellos convulsos años en la región, y nos satisface como lectura. Por eso nos preguntamos si realmente eran necesarios los intentos de actualizar el mensaje de la obra, como se pretende en las tópicas páginas dedicadas a la guerra de Irak, afortunadamente poquísimas. Se confirma una vez más la obsesión de escritores y editores de ensayo por los títulos grandilocuentes y la necesidad auto impuesta de abultar los temas, como si lo concreto no vendiera o no fuera suficiente.

Guerra y lenguaje trasciende además de las convenciones del género y se ofrece como narrativa capaz de satisfacer estéticamente. Entrelazadas en sus páginas se encuentran historias de escritores convertidos a personajes, y otros relatos donde el enigma siempre se enrosca en torno a la palabra. Las biografías noveladas de artistas y escritores vieneses se demoran en lo rocambolesco y nos recuerdan a la bohemia alucinada de breve historia de la literatura portátil, con anécdotas que Kovacsics sabe hacer significar para el sentido general de la obra. Se dosifica la información, se fraguan clímax, se refina la expresión hasta lo poético. El ensayo se ve libre para ser otra cosa, valiosa en su indefinición.
En Guerra y lenguaje, Kovacsics ha desdibujado las diferencias entre verdad poética y verdad racional. No solo hace significar las palabras, sino que da sentido a los sucesos, las biografías, los silencios, que pone a trabajar al servicio de una pregunta. Habla a través de los escritores, las fuentes, la historia, aunque secretamente intuimos que todo sustenta una visión propia. No eleva su propia voz, no hace tronar su personalidad. Más bien actúa como Bäcker, el escritor que, nos cuenta, hacía literatura sobre los horrores de la guerra a base de citas del lenguaje de los verdugos y de las víctimas. Kovacsics es un artista, que habla a través de los otros.

* Este artículo ha sido originalmente publicado en la Revista Quimera. Por favor, en caso de cita, remítase a Revista Quimera. Diciembre, 2008.

Esta entrada fue publicada el 07/01/2009 a las 4:36 pm. Se guardó como Crítica, Quimera y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: