Sentirla roja


 Sentirla roja, muy roja. Ustedes creen que vieron la final España-Italia de la Eurocopa, pero no es cierto.

Sentirla roja, muy roja. Ustedes han visto una recreación del FIFA 2025, el simulador de fútbol para Play Station que EA sacará en el año 2025: Simulación a Nivel Demiurgo.

Sentirla roja, muy roja. Lo que sucedió verdaderamente fue censurado dos segundos después de comenzar, en ese lapso que dejan las cadenas entre el “riguroso” directo y lo que se retransmite en el hogar. Ninguna cámara registró la final España-Italia. Solo han quedado relatos orales, y las camisetas de los jugadores que se repartieron al final del partido. Una final de Eurocopa sin imágenes, aquí reconstruida a través de la arqueología y el mito.

No hubo pitido inicial. Los jugadores españoles habían pedido un micro. Del vestuario salió Pujol, el Ausente, impecable con su túnica. Parecía más picasiano que nunca, el ojo donde debería estar la nariz, la mandíbula cromañónica saltando de la tercera a la cuarta dimensión. Ningún otro gaznate podría haber invocado en un solo aullido el miedo de los 47 millones; un lamento que hizo hocicar a los caballos del Guernica, en su sala del Reina Sofía. El óleo resbalaba por los lagrimales de los Goya, los Boscos, los Saura. Los Ecce-homos se agitaban, los leones del Parlamento agacharon un poco las orejas.

Sentirla roja, muy roja.

Quedaron decretados los 90 minutos de silencio. Todo el público en pie, las manos recogidas en el regazo, mirada al frente. Los ultras, los más rectos, con su sentido marcial y solemne de todas las paridas que les pasan en el fútbol.

El árbitro levantó el panel de cambios, y los suplentes cayeron de rodillas. La imagen de un español que se lanza desde el asiento más barato de la tercera grada, la imagen de un cura que salta tras él para la extremaunción en caída libre, su sotana aleteando como la capa estropeada de un superhéroe, antes de desparramarse contra el césped. El Gatorade era la Sangre, las barritas energéticas, el Cuerpo. Tras la misa de primer tiempo, todos se marcharon en procesión al vestuario, golpeándose el pecho en su estrellita de ganar el Mundial, fustigándose con las toallas hasta hacer jirones la Adidas.

Sentirla roja, muy roja. En el centro del campo, Xavi e Iniesta levantaban el césped a patadas, patadas extremadamente certeras que barrenaban el suelo, donde ya emergían los primeros huesos de las fosas (pues todo el suelo de la Tierra está tamizado con los huesos de las matanzas, la Humanidad se hermana de nuevo ahí abajo). Villa les gritaba, con muy malas palabras, que qué manera era esa de remover el pasado sin necesidad.

Sentirla roja, muy roja.

Los números habían declarado la guerra a España. Lucían como oro sangriento en el dorsal de los jugadores. Pero ellos los cargaban por todos nosotros. Esos números del Mal los enfermaban, los envejecían, los poseían hasta enloqueceros. Cada uno de esos números pesaba como el anillo de Sauron (y ellos podían sentir la mordida de su OJO desde el Palco de las Autoridades). Índices bursátiles en vertiginosa caída encendían el cielo, restallaban contra los pararrayos.

Sentirla roja, muy roja.

Las camisetas estallan en llamas, los jugadores gritan como herejes. Su sangre corre en un río de oro, el rojo les envuelve a lo bonzo. Antorchas humanas corretean por el campo, hasta derrumbarse en un charquito de los aspersores, donde se apagan, humean.

Esta entrada fue publicada el 01/07/2012 a las 10:42 pm. Se guardó como Literatura multimedia y etiquetado como , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

3 pensamientos en “Sentirla roja

  1. Nacho en dijo:

    Ufffff. Y yo ayer q me lo pase bomba….

  2. Isra en dijo:

    Al menos es roja, mucho mejor que azul pepero!!!
    ALeeeeeeeeeeee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: