Un spoken word: El cielo de Pekín

Aquí se puede ver un vídeo del Spoken word que realicé para las presentaciones de El cielo de Pekín. Con una Fender, un multiefectos y un pedal looper, sampleo guitarras en directo para crear anillos de sonido, que se reproducen mientras leo fragmentos de mi novela. Muchas gracias a mi gran amigo Roberto Valencia y a la librería navarra Auzolan, que se encargaron de grabarlo y enviármelo.  Bajo el video, he pegado el texto que corresponde a la parte recogida en la grabación, sin quitar las anotaciones técnicas.  (El audio está un poquito bajo, os recomiendo subir el volumen de vuestro equipo).  Enjoy.

+++ ARMONÍA +++

LOOP LEVEL 6

RHYTIM LEVEL 0

MIC LEVEL 9

INST LEVEL 6

MORPHING

PEDAL 1 ARRIBA

El jet lag es la revancha del cuerpo, su resistencia a aceptar sin más la reubicación a la que ha sido sometido. Cuando el individuo se instala en sus nuevas coordenadas, bajo un nuevo sol y un nuevo firmamento, es como si aún se hallara fuera de su cuerpo, de modo que cuerpo y mente no volverán a estar conjuntados hasta varios días después, como en esos cuentos donde los personajes corren una buena cantidad de aventuras para recuperar su propia sombra. Hasta que eso no suceda, puede decirse que los extranjeros con jet lag ni siquiera proyectan una negra silueta sobre las aceras polvorientas.

BASS

SHOT LOOP 63

70′ DRY

PEDAL 1 ABAJO

Cuarto anillo: D22

Mientras se debaten en sueños prestados, algunos extranjeros sin sombra se apelotonan en la barandilla del D22, observando a los músicos sudar sobre sus instrumentos electrificados bajo los focos de un escenario. Todos ellos llegaron hace no demasiado, y todos siguen atrapados por esa fascinación que les lleva a fotografiar vorazmente a los chinos en el transcurso de sus vidas, porque el mero hecho de ser chino y estar vivo, ya de por sí les provoca una curiosidad irresistible. Hay extranjeros que nunca abandonarán ese estado inicial de jet lag. Entre ellos, se cuenta quienes se pasan la vida trasladando material a Internet para alimentar a sus sombras, que no ha abandonado su lugar de origen. Su obsesión es la de habitar dos tiempos, dos lugares, transferir cada experiencia, y no renunciar a nada. Mientras los Birdstriking, los Fat City, o los Mr. Graceles se entregan a la religión del post punk.

70′ DRY

PEDAL 1 ARRIBA

Z-TALKER

PEDAL 1 ARRIBA

La sala D22, con sus paredes más sangrantes que nunca, y los asistentes nadando en un aire rico en anhídrido carbónico, a la espera de que el artista dé comienzo al último show de la noche. END LOOP El show se llama “El cielo de Pekín.

SHOT LOOP 64

SHOT LOOP 65

El artista se sube al escenario, se coloca el micro, y comienza.La modernidad era negra, pero Pekín es de color gris. Es el aguanieve embarrada que se forma en sus arcenes. Una papilla grisácea llena de diminutos microbios tapados con mascarillas para resguardarse de otros microbios más diminutos. Tras un telón de plomo prosigue la vida en la calle como prosigue en las estepas árticas. Detenerse es morir, nuestra migración es constante, termina y comienza cada día, nuestras madres nos paren en los vagones de metro, caemos al suelo y debemos emprender sin vacilar el intercambio de la 2 con la 14.

BASS

¡Qué dura es la vida! ¡Qué dura es la vida! ¡Qué dura es la vida! Es nuestra sangre, color número rojo, la que bombea en los pistones de los Audis, e impulsa su silencio alemán sobre nuestros huesos. Y los hijos únicos, bienqueridos, suspiramos viendo a nuestros padres trabajar para sus padres, y calculamos cuántos años nos quedarán para sustituirlos. su hijo único o hijo decreto, que hoy trabaja en la fábrica en la fábrica de cánceres del mundo.

MORPHING

PEDAL 1 abajo 

El cansancio en Pekín va más allá de todo lo que podáis imaginar. Hombres vacíos de testosterona y mujeres USB volvemos a nuestras casas en íntimo contacto con el polímero del transporte metropolitano. ¡Basta de aburrimiento! El tráfico es nuestro océano. Es lo que miramos cuando nos aburrimos. Y cuando estamos tristes o melancólicos. Es más cambiante que el propio cielo. ¡Dadme vuestro dinero! ¡Me lo comeré también.

MORPHING

PEDAL 1 arriba

No hay un hombre nuevo renaciendo entre trenes conducidos por ordenadores. El ser humano sigue arrastrándose por la misma rutina aplastante que define la vida del trabajador desde la noche de los tiempos. Frente a edificios de acero y cristal mueren de bronquitis nuestros viejos, que golpean los cristales de nuestros taxis. Los viejos se desvanece en el frío y si alguien abriera su casaca solo encontrara una ristra de vértebras limpias, a punto para los perros. Pues ahora imaginad que ese hombre, sí, es vuestro padre. ¿Qué por qué? Porque esto es una distopía. Una distopía. END LOOP

ARTISTA apaga el micro y baja del estrado, cruza la sala llena de gente y desaparece por la puerta. La única en reaccionar a tiempo es su novia Yiyang, que aprovecha la brecha abierta entre el tumulto para salir tras él, y CURATOR, un extranjero de cierta edad, que sale tras de ellos… El público parece desconcertado.

Oscuridad y cambio de iluminación.

SHOT LOOP 66

SHOT LOOP 67

Luminaria de Wudaoko. Extranjeros borrachos tratan de robarse los taxis para volver a su casa. En un puesto de perritos calientes, todavía se ven grupos sentados a la intemperie, y entre ellos, con gesto ausente, Yiyang y el artista. En sus manos sostienen un enorme perrito que chorrea ketchup y mostaza. Ni siquiera miran al extranjero cuando se sienta a su lado, y al poco se pone hablar de forma casi inteligible sobre algo que parece ocupar su mente.

Extranjero, borracho – …esos que dicen que en el mundo ya no hay diferencias son los más paletos de todos. Esa gente del mundo del arte, del cine, que se han convencido de que lo que hacen no tiene localización, que de verdad se han creído que somos seres globales, que creen que por haberse visto toda la sección oriental del videoclub han borrado su identidad nacional, esos, Dios, qué quebraderos de cabeza nos van a dar en el futuro. ¿Es que no se dan cuenta del ridículo que están haciendo? Si queréis saber algo de verdad, algo auténtico, escuchad: yo acabo de dejar a mi mujer. ¿Qué os parece?

Mi mujer era china. ¿Sabéis cuánto llevábamos casados? Dieciséis años. ¿Y sabéis por qué la he dejado? Porque era china. Y porque no ha podido de dejar de ser china ni un solo puto minuto de su vida, y porque yo en el fondo me he pasado dieciséis años esperando que dejara de serlo. Sé que para vosotros eso no tiene ningún sentido. Que os den… Esos artistas, esos artistillas… que van soltando esas perlas por ahí, esos son los que no han salido de su país ni una vez en su vida. Me refiero mentalmente. Hay que ser profundamente paleto para decir algo tan cateto como que somos seres globales. Luego ves sus películas y, madre de dios, son paletos. A decir verdad, dudo que esas películas o esos libros tengan interés para alguien que no sea igual de paleto que ellos. Vivimos inmersos en un error, un error garrafal. A esos súper catetos me gustaría verlos casados con una china… He pasado en este país más de veinte años, y cada día que pasa me siento más alemán. Y lo odio… Pero amo a mi mujer…

 

 Y si os quedáis con ganas de más, aquí tenéis otros dos vídeos: uno íntegro realizado por Xavi Llamazares en la librería Gil (Santander), y otro breve y precioso que me regaló la fotógrafa salmantina Tamara Sánchez.

Esta entrada fue publicada el 05/09/2012 a las 12:32 pm. Se guardó como Literatura multimedia y etiquetado como , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Un spoken word: El cielo de Pekín

  1. fantástico miki….nunca dejas de sorprendernos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: