Complot para destruir el mundo literario tal y como lo conocemos

¿Cómo? Se celebrará un congreso en Poyales de la Rioja, el pueblo abandonado más equidistante entre las dos capitalidades de la cultura mundial: Salamanca y Barcelona. Todas las ponencias estarán dirigidas a un único objetivo: diseñar un complot para destruir el mundo literario tal y como lo conocemos.

Las mesas se centran en ese único objetivo (diseñar un complot para destruir el mundo literario tal y como lo conocemos), por lo que los moderadores alentarán a quienes ofrezcan estrategias específicas de acción directa, sin despreciar ningún método al alcance, desde el terrorismo a la política, de las huelgas de hambre a la prostitución. Pero se interrumpirá con impaciencia y eventuales lanzamientos de comida podrida a quienes se dediquen a desarrollar análisis teóricos sobre el estado de la cuestión. Los asistentes a este congreso literario deben compartir la misma opinión de antemano sobre el estado de la cuestión: el mundillo literario está hecho mierda. Es necesario erradicarlo. El debate no es si está o no hecho mierda, el debate es ¿cómo erradicarlo?

Sugerencia de etiqueta para el evento

Sugerencia de etiqueta para el evento

La organización alienta el uso de drogas durante las ponencias, si bien no puede facilitarlas. Sí se habilitará una barra con alcohol de buena calidad, pero no refrescos. La bebida oficial es cerveza con tequila. Allí se va a trabajar duro para montar un complot contra el mundillo editorial-literario, así que cualquiera que se pase con la dispersión y el pedo será arrojado por un terraplén hacia una red de contención de aludes de una mina a cielo abierto de las inmediaciones. Sin embargo, sí se permitirá hacer moderadamente el capullo durante el Anikuni mecánico del sábado noche, siempre y cuando eso signifique pillarse un coma etílico, participar en peleas, practicar sexo homosexual entre heteros, etc. Más adelante se amplia la información sobre el Anikuni mecánico.

El congreso ni tiene ni busca subvención estatal o financiación empresarial. No se realizarán actas ni se documentará oficialmente. La organización no hará ninguna clase de publicidad más allá de la necesaria para el crowdfunding. No se invitará a ningún observador externo. Se reprenderá severamente a cualquiera que trate de hacer periodismo 1.0 o 2.0, mientras se alentará con efusividad y cariño a todo aquel que se plantee hacer con aquello algo de literatura.

Tampoco habrá diferencia de trato entre público, ponentes y organizadores. Cualquiera que resulte molesto podrá ser expulsado del pueblo por el número de participantes necesarios para arrastrarlo al terraplén y ponerlo a rodar hasta dejarlo enganchado en la red de contención de aludes de la mina a cielo abierto cercana. Si, por ejemplo, apareciera una hipotética austriaca con beca Erasmus en la facultad de Bellas Artes de la Complutense de Barcelona, con el proyecto de realizar un documental con sus cámaras Lomo para una posterior instalación en una galería de un centro okupa de Berlín, no habría problema en inaugurar con ella el asunto de tirar gente por el terraplén. Las fechas del congreso serán cuidadosamente elegidas para coincidir con una voladura espectacular de dinamita que servirá de colofón a la ceremonia de clausura. Con todo ello, se espera promover el clima ideal para discernir los importantísimos asuntos que nos ocupan.

Los diferentes grupos de trabajo se dividirán por mesas, que funcionan simultáneamente y a horas no acordadas. Cuando un grupo quiera utilizar una mesa que está ocupada por el grupo anterior, se recomiendan utilizar técnicas de lucha romana o yudo más que las de tipo dar hostias en la cabeza con un tronco de encina. Otro método admitido es encaramarse a la mesa, colocarse con una lata de cerveza agitada en la pelvis y empapar a los ponentes con una eyaculación espumosa. Cualquier clase de violencia verbal será celebrada con unas brutales sirenas de barco instaladas para tal efecto.

Para el alojamiento, la entrada da derecho a una litera en un barraca de campaña alquilada al ejercito español. La organización ha reservado además las siete plazas de una casa rural llamada “El árbol encantado”, un sitio realmente bizarro, algo así como la choza de David el Gnomo decorada con abigarrados muebles rústicos y souvenirs hechos con conchas de peregrino. Además de ser bastante cara, gente que no se conoce de nada tendrá que compartir camas de noventa cubiertas con edredones de ganchillo. Las estrellas invitadas a “El árbol encantado” serán las siete primeras personas que participen en el crowdfunding. Los demás, tendrán que dormir en las barracas, pagarse el autobús y todo lo demás.

lulu

Suite de luxe de El árbol encantado

La entrada también da derecho a un rancho cuartelario de puré de patatas maggi mezclado con tomate frito solís, sopicaldo de avecrén con cabello de ángel y, para los vegetarianos, huevos duros con atún y bechamel. De postre, una pieza de fruta, un yogur o petisuis, a elegir. También se habilitará una máquina de vending trucada, que casi siempre expulsará un objeto inverosímil elegido por los organizadores para facilitar epifanías estéticas, pero que los escritores desecharán como deben hacer con todas esas chorradas pseudo-artísticas posmodernas. Porque si algo deben tener claro los asistentes, es que allí no se va a hacer el panocha sino a arrancar de una vez por todas la debacle que conducirá al mundo literario editorial a su fin.

Por supuesto, se prohíbe terminantemente la posesión y uso de cualquier aparato digital como teléfonos móviles, cámaras digitales, ordenadores, etc. Y se vetará para posteriores ediciones a cualquiera que postee en las redes algo relacionado con el desarrollo del evento. La consigna es “lo que ocurre en Poyales de la Rioja, se queda en Poyales de la Rioja”. En cambio, sí se pueden llevar cacharros musicales para usar en el El Anikuni mecánico del sábado noche, donde se encenderá una hoguera con los abrumadores excedentes editoriales de los escritores participantes. Los que quieran hacer aquí sus shows pueden concertarlo con la organización, que instalará un potente equipo de sonido para asegurar el éxito de la velada. Pero cualquiera podrá subir al escenario en cualquier momento, estrangular al performer con el cable del micrófono, y marcarse una improvisación sin reserva previa.

ESTO NO ES UN HOAX. ESTO ES REAL. TAN REAL COMO NECESARIO. ÚNETE Y HAZ DE ESTO ALGO MEMORABLE.

En su primera edición, el festival solo está abierto a residentes en la Península Ibérica, pero aspira a lograr un alcance internacional y convertirse en un hito de la historia literaria de nuestro tiempo. Por tanto, ¿a qué estás esperando? Únete a nuestro crowdfunding y luego haz tu magia en las redes sociales para que se entere todo Dios. Recuerda: se celebrará en el pueblo rehabilitado de Poyales de La Rioja, España, el pueblo abandonado más equidistante entre Salamanca y Barcelona según www.pueblosabandonados.com.

ESTO PUEDE PARECER UNA BROMA, PERO NO LO ES. VA EN SERIO, JODER. DE VERDAD. VENGA, DIFÚNDELO EN LAS REDES SOCIALES Y RÁSCATE UN POCO EL BOLSILLO CON EL CROWDFUNDING.

PARA DARNOS TU DINERO, PULSA AQUÍ

Esta entrada fue publicada el 10/10/2013 a las 8:26 am. Se guardó como Relatos y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Complot para destruir el mundo literario tal y como lo conocemos

  1. ¡Pero esto es la hostia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: