La luz amarilla (un spoken basado en Los huérfanos, de Jorge Carrión)

la foto

.

¿Por qué nos gustan que las historias sean largas, como las novelas o series, y la música sea breve, como las canciones pop? ¿Por qué la narrativa cinematográfica incluye banda sonora y la literaria no, pese a que la tecnología actual lo permite? Así se van formando loa géneros culturales: el público va decantándose por determinadas posibilidades y deja por el camino otra infinita cantidad de ellas. Por suerte, los nuevos medios de producción y publicación digitales nos permiten buscar en tierra de nadie, indagando entre los intersticios de las convenciones.

La luz amarilla es uno de esos experimentos.

¿Una definición? Podría valer esta: se trata una dramaturgia sonora en clave electrónica basada en la novela de Los huérfanos, de Jorge Carrión. La música e interpretación es de Miguel Espigado, excepto un pequeño fragmento de un fado robado a Carminho, llamado Escrevi teu nome no vento.

Gracias Jorge, por dejarme manipular tu novela. Ha sido una forma nueva de leerte.

La luz amarilla se regala, porque también pide mucho al espectador: nada menos que quince minutos de atención en su frenética navegación por Internet. Nada menos que interesarse por un artefacto  al margen de sus hábitos como consumidor español de cultura. Pero ahí se encuentra la magia del arte digital: la atención del espectador se convierte en la recompensa. Y que la comparta con otras personas para ayudar a su difusión, en su aplauso.

Bienvenidos.

(El uso de auriculares está altamente recomendado)

Esta entrada fue publicada el 14/02/2015 a las 10:23 am. Se guardó como Literatura multimedia, Uncategorized y etiquetado como , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

4 pensamientos en “La luz amarilla (un spoken basado en Los huérfanos, de Jorge Carrión)

  1. Alucinante, Miguel.
    Por momentos me ha recordado la película The divide.
    Muy recomendable, por cierto.

    • Gracias Paco. Esta vez he intentado probar con un estilo más cinemático. En los anteriores spoken me quedé en arreglos musicales, sin tanto efecto. Me quedo con la referencia de The divide. Saludo

  2. Pingback: De repente, ese lugar llamado Utopía | Un preso que hablaba de Stanislavski

  3. Pingback: De repente, ese lugar llamado Utopía ‹ Negratinta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: