El cielo de Pekín

El cielo de Pekín 500px

Lengua de Trapo, 2011

En El cielo de Pekín seis personajes y sus vidas cruzadas sirven como testimonio de un lugar donde las predicciones futuristas toman carta de realidad. En la capital del mundo, millones de vidas confluyen en una maraña de anhelos y pesadillas ligadas al sueño del progreso y sus contradicciones, protagonizando sucesos extraordinarios, propios de la imaginación de un cineasta o de un dibujante de ciencia ficción. Cada habitante de Pekín debe enfrentar sus deseos de libertad a ese proceso de consolidación de un Estado cuyo poder de control toma formas nunca antes imaginadas. ¿Cómo sobreviven las pasiones, las emociones, el lado más humano, al imperio de la tecnología y el control?

De un narrador que presenta sus primeras armas novelescas, como es el caso de Miguel Espigado cabe esperar una actitud innovadora, un deseo de apartarse de los moldes más trillados y tantear nuevas fórmulas para el relato. Y eso ocurre, en buena medida, en El cielo de Pekín, donde el marco geográfico de Pekín -sin duda agudamente captado en muchos pasajes- sirve para esbozar el perfil de unos cuantos personajes a los que el azar aproxima:

Ricardo Senabre, en El Cultural

 

Espigado nos ofrece con esta primera novela visiones inevitablemente parciales y
fragmentadas de una megalópolis, que antes siquiera de rozar la ficción futurista, se presenta ya como distópica, y que determina y atrapa, en diferentes niveles, a los personajes que la habitan. En cierto sentido, El cielo de Pekín puede verse como una de las posibles aproximaciones literarias a ese protagonismo que hoy día parece reivindicar China en el panorama internacional.

Raquel Velázquez , en Cartaphilus, 10

 

Miguel Espigado  es otro de esos autores que 2011 y 2012 me han permitido descubrir. Escritores que aportan una verdadera bocanada de aire fresco al panorama narrativo español. Desde el momento en el que leí el título de esta novela, “El cielo de Pekín”, me atrajo mucho tanto la intención como las ganas de leerla ya que me apasiona todo lo que tenga que ver con China y con Japón. Y puedo decir tras leerla que no me ha defraudado.

Ysabel M. en Anika entre libros

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s